miércoles, 18 de noviembre de 2009

Literatura

Puede considerarse a la literatura no tanto como una cualidad o un conjunto de cualidades inherentes que quedan de manifiesto en cierto tipo de obras, sino como las diferentes formas en que la gente se relaciona con lo escrito. No es fácil separar, de todo lo que en una u otra forma se ha denominado "literatura.", un conjunto fijo de características intrínsecas. No hay absolutamente nada que constituya la esencia misma de la literatura. Literatura es cualquier texto que, por una razón u otra, alguien tiene en mucho. Éste término se refiere al papel que desempeña un texto en un contexto social, a lo que lo relaciona con su entorno y a lo que lo diferencia de él, a su comportamiento, a los fines a los que se puede destinar y a las actividades humanas que lo rodean.

martes, 10 de noviembre de 2009

Odín


Odín (nórdico antiguo Óðinn) es considerado el dios principal de la mitología nórdica. Su papel, al igual que el de muchos dioses nórdicos, es complejo. Es el dios de la sabiduría, la guerra y la muerte. Pero también es considerado, aunque en menor medida, el dios de la magia, la poesía, la profecía, la victoria y la caza. Odín residía en el Asgard, en el palacio de Valaskjálf, que construyó para sí y donde se encuentra su trono, el Hliðskjálf, desde donde podía observar lo que sucedía en cada uno de los nueve mundos. En la batalla blandía su lanza, llamada Gungnir, y montaba su corcel de ocho patas, llamado Sleipnir. Era hijo de Bor y de la giganta Bestla, hermano de Vili y Vé, esposo de Frigg y padre de muchos de los dioses tales como Thor, Baldr, Vidar y Váli. En la poesía escáldica se hace referencia a él con infinidad de kenningar y uno de los que se utiliza para mencionarlo es Allföðr ("padre de todos"). Como dios de la guerra, se encargaba de enviar a sus hijas, las valquirias, a recoger a los guerreros heroicos muertos en batalla, los einherjer, que se sientan a su lado en el Valhalla donde preside los banquetes. En el final de los tiempos Odín guiará a los dioses y a los hombres contra las fuerzas del caos en la batalla del fin del mundo, el Ragnarök. En esta batalla el dios será muerto y devorado por el feroz lobo Fenrir, el cual será inmediatamente muerto por Vidar, quien le desgarrará las fauces y colocará un pie en la garganta.

Sigmund Freud


Sigmund Freud (IPA ˈziːkmʊnt ˈfʁɔʏt) (n. 6 de mayo de 1856, en Příbor, Moravia, Imperio Austríaco (ahora República Checa) - 23 de septiembre de 1939, Londres, Inglaterra, Reino Unido), originalmente conocido como Sigismund Schlomo Freud, fue un médico y neurólogo austriaco, creador del psicoanálisis. Comenzó su carrera interesándose por la hipnosis y su uso para tratar a enfermos mentales. Más tarde, aunque mantuvo en la terapia varios aspectos de esta técnica, reemplazó la hipnosis por la asociación libre y el análisis de los sueños, para desarrollar lo que, actualmente, se conoce como «la cura del habla». Todo esto se convirtió en punto de partida del psicoanálisis. Freud se interesó especialmente en la histeria (trastorno de conversión según el DSM-IV) y en la neurosis (actualmente esta clasificación fue descartada por la psiquiatría y aparece en la nosología psicoanalítica reclasificada bajo distintas denominaciones: afecciones psicosomáticas, neurosis y psicosis). Las teorías de Sigmund Freud y el tratamiento que daba a sus pacientes causaron un gran revuelo en la Viena del s. XIX y el debate sobre las mismas continúa en la época actual. Sus ideas son a menudo discutidas y criticadas, y muchos consideran su obra como más bien perteneciente al campo del pensamiento y de la cultura en general. Además, existe un amplio debate sobre si el psicoanálisis y los tratamientos asociados a él pertenecen al ámbito de la ciencia. La división de opiniones sobre Freud se puede resumir de este modo: por un lado, sus seguidores le consideran un gran científico en el campo de la medicina que descubrió gran parte del funcionamiento de la psicología humana; y por otro, sus críticos lo ven como un filósofo que replanteó la naturaleza humana y ayudó a derribar tabúes, pero cuyas teorías, como ciencia, fallan en un examen riguroso. En honor al padre del psicoanálisis, se dio la denominación «Freud» a un pequeño cráter de impacto lunar que se encuentra en una meseta dentro de Oceanus Procellarum, en la parte noroeste del lado visible de la luna.

Varg Vikernes


Varg Qisling Larssøn Vikernes es un músico, compositor, cantante y uno de los creadores del género musical black metal noruego. Recientemente le han concedido la libertad condicional después de 16 años en la cárcel a causa del asesinato de Øystein Aarseth (Euronymous), miembro de Mayhem, en 1993. También conocido como Count Grishnack, nombre que utilizaba en la temprana edad del black metal en Noruega, es el único integrante de la banda Burzum. Varg Vikernes practica el Odinismo, centrado en la adoración a los antiguos dioses nórdicos.

jueves, 1 de octubre de 2009

Ocaso




Soy Sebastián, Sebastián Orquíz, trabajo en un consultorio, dedico gran parte de mi vida como psicólogo. Padezco de la enfermedad del tiempo como todos, tengo un virus de 26 años, y una agobiada vida rutinaria, la plaga del amor no a tocado, ni sido el alma de la fiesta por este año. Mi motivación familiar solo ha sido por parte de mis antecesores, mis padres, soy hijo único, nacido en la ciudad de Bell Ville, en Córdoba, o también conocida como la ciudad del este. Actualmente habito y tomo lugar en Carlos Paz, acá pude ejercer mi carrera tanto en lo teórico como en la práctica. Sin tantas vueltas, demos la apertura a mi mente, me he dejado seducir por el placer de las palabras, el mejor oído y hombro. Los diferentes estadios emocionales que se pueden ver plasmados en estos párrafos. Dejé que mis ojos engorden con los símbolos del idioma castellano. Sienta lo que yo siento y juzguen como yo juzgo. Mis cordiales saludos lectores, buena vida. Buena mente.

Hamlet - W. Shakespeare

Hamlet: ¡Aparenta Señora!, yo no se que es aparenta. No es solo mi manto del color de la tinta, querida madre, ni mis ropas de luto que la costumbre exige que sean de solemne negro, ni el viento de suspiros emitidos forzando el aliento, no, ni el abundante rio en los ojos , ni la dolorida expresion del semblante, junto a todas las formulas, los ademanes, las exteriorizaciones del pesar, que puedan expresarme fielmente... Esto, de hecho, aparenta, ya que se trata de expresiones que un hombre puede representar como en el teatro. Pero yo tengo algo en mi interior que sobrepasa cualquier demostración. Esto signos no son más que los adornos y las vestimentas del dolor.